FOTOGRAFÍA INFANTIL EN DONOSTIA

A veces, como fotógrafo y como ser humano, tienes la suerte de encontrarte con historias que llegan a tocar una fibra profunda y hacen que enfrentes tu vida de distinta manera. Para que sepáis mejor de lo que hablo, os contaré brevemente la historia de Lucía y Paula, que he recogido en un vídeo en el que podréis ver su reportaje de fotografía infantil en Donostia.

Lucía y Paula nacieron en marzo de 2012, tras poco más de seis meses de gestación y con apenas un kilo de peso cada una.

Desde aquel día, Paula se ha sometido a diversas operaciones para tratar de corregir las complicaciones derivadas del síndrome de Apert que padece. Lucía ha comenzado a dar sus primeros pasos con dos años y medio.

La sensibilidad de Lucía hacia las bacterias que pueden proliferar en el orificio aún abierto de la traqueotomía que permite respirar a su hermana Paula provoca que no puedan tocarse.

Así mismo, Miguel y Arantza, sus fatigados padres que las quieren infinitamente, deben turnarse para cuidar de la una o de la otra, después de haber tomado las medidas higiénicas oportunas.

Las imágenes presentadas a continuación muestran lo que ocurre una mañana cualquiera de un fin de semana cualquiera en casa de esta familia, en la que, a pesar de las enormes dificultades y las peculiares circunstancias, se juega, se pinta, se oyen risas…

Se trata, al fin y al cabo, de ser felices y de exprimir la vida al máximo en cada instante.


Lucía and Paula were born in march 2012, after six months of pregnancy. Each one weighted just over a kilogram.

Since that day, Paula’s been operated many times to correct some issues she suffers due to her Apert syndrome. Lucía has started to walk after 2 years and a half.

Lucía is sensitive to the bacteria that can be found in her sister’s tracheotomy, so they can’t touch each other.

Also, Miguel and Arantza, their tired parents, who love them more than anything else, must take turns to take care of them, after cleaning their selves thoroughly.

These images show what happens at their home any morning of any weekend. Despite of the enormous difficulties and the strange circumstances, they play, they paint, they laugh…

In the end, it’s about being happy, and squeeze the life in every single moment.






Te puede interesar...